Anunciaron actividades por la Semana de la Alimentación

En contexto del Día Mundial de la Alimentación que se celebra cada 16 de octubre, desde el Ministerio de Salud y a través de la Dirección de Atención Primaria de la Salud (APS) se realizan acciones con la finalidad de concientizar sobre las problemáticas alimentarias y se destaca la necesidad de incentivar una alimentación saludable.

Compartir la Noticia en tus redes favoritas

La licenciada Soledad Dittler referente provincial del Programa de Alimentación Saludable y Prevención de la Obesidad destacó ante la Agencia Provincial de Noticias respecto a la importancia de incorporar una alimentación saludable identificándola como la “que nos aporta los nutrientes y la energía que necesitamos para mantenernos sanos en todas las etapas de la vida. Cada persona tiene unos requerimientos nutricionales en función de su edad, sexo, talla, actividad física que desarrolla y estado de salud o enfermedad”.

Existe una valiosa relación entre alimentación y salud “para mantener la salud y prevenir la aparición de muchas enfermedades hay que seguir un estilo de vida saludable; es decir, hay que elegir una alimentación equilibrada y variada, realizar actividad o ejercicio físico de forma regular (caminar, andar en bibicleta, etc) al menos 30 minutos al día, y evitar fumar y tomar bebidas alcohólicas” explicó Dittler.
Llevar una dieta sana a lo largo de la vida ayuda a prevenir la malnutrición en todas sus formas, así como diferentes enfermedades no transmisibles y trastornos. Sin embargo, el aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización y el cambio en los estilos de vida han dado lugar a un cambio en los hábitos alimentarios. Los cuales debemos modificar y sustentarlos con entornos saludables.

Recomendaciones
– Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizá al menos 30 minutos de actividad física.
– Tomar a diario 8 vasos de agua segura.
– Consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.
– Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio. Disminuir el consumo de sal previene la hipertensión, enfermedades vasculares y renales, entre otras.
-Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal. El consumo en exceso de estos alimentos predispone a la obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otras.
-Consumir diariamente leche, yogur o queso, preferentemente descremados. Los alimentos de este grupo son fuente de calcio y necesarios para todas las edades.
– Al consumir carnes quitale la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo. Cocinar las carnes hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior para prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos.
– Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca.
– Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas. El aceite crudo, las frutas secas y semillas aportan nutrientes esenciales
– Si vas a consumir bebidas alcohólicas, hacerlo de forma responsable. Los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitalos siempre al conducir.
El consumo no responsable de alcohol genera daños graves y riesgos para la salud.

Comentarios de Facebook

Comentarios