Primera argentina elegida para jugar en la NBA femenina

La jugadora bonaerense Florencia Chagas podría desempeñarse a partir de la próxima temporada en Indiana Fever, una de las franquicias de la liga estadounidense del básquetbol de mujeres.

Compartir la Noticia

Con apenas 19 años, Florencia Chagas consiguió un logro histórico para el básquetbol femenino argentino: la bonaerense, que actualmente juega en Italia, fue elegida en el puesto 31 del draft de la WNBA -la versión femenina de la NBA- por Indiana Fever, una de las franquicias de la liga estadounidense.

Chagas, en principio, había decidido bajarse de la elección, pero volvió a colocar su nombre tras el pedido que recibió de parte de tres equipos para estar en la lista de jugadoras elegibles. New York Liberty y Connecticut Sun eran las otras franquicias que habían mostrado interés en la escolta argentina.

Indiana entonces se queda con el derecho de elección sobre Chagas, aunque eso no significa que deberá mudarse de inmediato. Incluso, se sabe que Flor ha recibido varias invitaciones por parte de otros equipos para los entrenamientos de la pretemporada. La WNBA, compuesta por 12 equipos, se disputa desde 1997 en el verano estadounidense, luego de las finales de la NBA. Las actuales campeonas son las Seattle Storm, que vencieron por 3-0 a Las Vegas Aces en las finales de 2020.

Chagas es hija de Oscar Chagas, conocido en el ámbito del básquet metropolitano como El Uruguayo, que en su época de jugador actuó en Los Indios de Moreno, Náutico Hacoaj, Alemn, Marcos Paz, Argentino de Castelar, Pilar y Defensores de Moreno.

La pequeña Flor empezó a jugar con los varones. Vale aclararlo: no hay problemas para formar equipos mixtos en las categorías más chicas. Eso se extendió hasta la Sub 13, cuando Chagas comenzó su desarrollo físico y ya no pudo compartir cancha y partidos con los chicos. Mientras, alternaba como jugadora de CASA de Padua con los varones y de Vélez con las mujeres. “Es importante que los equipos de mujeres puedan jugar contra los varones. Todos los clubes lo hacen y también los seleccionados. El juego es más intenso y te ayuda a mejorar tu nivel”, contó tiempo atrás sobre esta situación.

En su aún breve carrera, Chagas se convirtió en la primera jugadora en un Mundial FIBA -Sub 17, en su caso- en alcanzar un triple doble. Eso sucedió en una inolvidable victoria de Argentina sobre España, en el Mundial de Minsk, Bielorrusia, en 2018. Chagas terminó aquel cotejo con 17 puntos (5/9 en dobles, 1/3 en triples y 4/8 en libres), 12 rebotes y 12 asistencias. Previamente se había lucido en otros torneos juveniles con Argentina.

Fue distinguida como MVP del Sudamericano U14 de 2015 y también como MVP del All Star del NBA Sin Fronteras, en Bahamas, en 2017. También fue la segunda goleadora del Mundial U19 en 2019, donde promedió 16,3 puntos por partido (114 en total. Puede desempeñarse como base o escolta; en ambas funciones ha mostrado excelentes rendimientos.

Flor Chagas nació en Buenos Aires el 27 de junio de 2001; se desempeñó en CASA de Padua, Vélez, Los Indios y Berazategui. A partir de 2018 se mudó a Europa y jugó en Famila Schio, de la Lega 1 de Italia, con el que llegó a jugar la Euroliga, y desde septiembre del año pasado actúa en Empoli, del mismo país.

La elección de Chagas recibió de inmediato el reconocimiento de grandes figuras del básquetbol argentino. “Orgullo”, posteó Facundo Campazzo, el base del seleccionado que juega en Denver Nuggets, apenas se conoció la noticia.

Si bien la elección en el draft resultó sorpresiva por lo inmediato, desde hace ya algún tiempo se consideraba a Flor Chagas como la jugadora indicada para conducir a la nueva generación del básquetbol femenino de nuestro país, y acaso la que mostraba mayor potencial para llegar a la principal liga femenina de este deporte. Con el seleccionado U16 logró la medalla de bronce en el FIBA Américas. Lo que realizó en aquel certamen no pasó inadvertido para los ‘scouters’ de la WNBA, que la invitaron a tomar parte en el Básquet Sin Fronteras, en Nassau, Bahamas. “Me enteré por un tuit de la cuenta de la CABB, no lo podía creer”, contó al respecto. Quedó entre las 12 mejores para un All Star Game, se lució en ese partido y se llevó el trofeo de MVP.

Tras recibir varias propuestas de universidades y clubes europeos, eligió viajar a Italia y sumarse a Famila Schio. “Tuve varias charlas con mi familia, y creímos que era la mejor opción. Estaba en uno de mis mejores momentos deportivos y eso fue también un empujón para tomar la determinación de irme a jugar a Italia, con el objetivo de adaptarme bien al básquetbol europeo”, explicó entonces Florencia al sitio oficial Febamba.

Pero la WNBA nunca dejó de prestarle atención, ni mucho menos. Flor Chagas siempre supo que estaba cerca. “Es lógico que tenga que ir dando cada paso, soy muy chica. Pero es algo que no me voy a sacar de la cabeza. Y si se me abren esas puertas para ir al exterior, no lo veo tan lejos”, dijo hace un par de años. Hoy, esa meta ya es una realidad.

Comentarios de Facebook

Comentarios