Habilitaron las jineteadas en La Pampa

Compartir la Noticia

La actividad se permite al aire libre y en el horario máximo de 8 a 19 horas. La capacidad permitida de asistentes será de 400 personas.

El Gobierno autorizó la realización de eventos tradicionalistas como jineteadas y desfiles en la provincia de La Pampa.

Los organizadores deberán cumplimentar con el estricto protocolo sanitario epidemiológico contra la pandemia de coronavirus.

La semana pasada en distintas localidades de la provincia centros tradicionalistas se habían movilizado para exigir el regreso de la actividad, suspendida hace casi un año por la pandemia. De esa manera habían logrado visibilizar el reclamo del sector para solicitar que el Comité de Crisis analice la autorización de eventos y jineteadas.

El viernes pasado, el gobernador de la Provincia, Sergio Ziliotto, firmó el decreto 310 que habilitó la realización de eventos tradicionalistas al aire libre entre las 8:00 horas a 19:00 horas. La cantidad permitida de espectadores será de 400.

El decreto especifica que las personas que organicen, realicen y/o se encuentren alcanzadas por las actividades habilitadas por el artículo anterior deberán cumplir con el “Protocolo Sanitario Epidemiológico” aprobado.

Serán las Municipalidades y Comisiones de Fomento las que podrán restringir, acotar o limitar las habilitaciones de acuerdo a la situación epidemiológica.

Protocolo

El decreto también aprobó el protocolo que regula los aspectos centrales para el desarrollo de los distintos eventos tradicionalistas (jineteadas, desfiles y destrezas criollas, etc.) en el marco de la pandemia.

“Además de lo regulado en el presente, debe cumplirse con todas las medidas de seguridad (ambulancia, medico, enfermeros, seguros, personas de seguridad) que se requieren para que estos eventos sean autorizados por la Municipalidad o Comisión de Fomento correspondiente”, detalla el decreto.

La actividad se permite en el horario máximo de 8:00 horas a 19:00 horas.

Entre las medidas de protección, el protocolo establece que “los eventos solo pueden desarrollarse al aire libre. Antes de la apertura al público, se debe desinfectar el complejo en su totalidad.

A los fines de disminuir la acumulación de gente en zonas comunes, se establece que tendrán que habilitarse 2 baños por cada 100 personas, los cuales deberán limpiarse y desinfectarse cada media hora durante todo el tiempo en que dure el evento. Asimismo, deberá disponerse de espacio y elementos para el lavado de manos”.

Otra de las exigencias es que “los grupos de personas (burbujas sociales) no podrán ser mayores a 10 y no pueden interactuar entre ellas. No se permite el desplazamiento de público a otros sectores por fuera del asignado, excepto para el uso de sanitarios”.

Además de las medidas sanitarias que rigen desde el inicio de pandemia, como distanciamiento y uso de tapabocas entre otras, el protocolo que regula los eventos tradicionalistas especifica que “el servicio de cantina deberá prestarse en el lugar en que se encuentren los asistentes al evento, de manera tal de evitar el desplazamiento de éstos. Los asistentes deberán ser siempre atendidos por la misma persona. Se recomienda que se trabaje con el sistema de delivery a través de pedidos por medios virtuales. Caso contrario, las cantinas deberán procurar atender por el sistema de turnos y con los distintos espacios -venta de tickets, expendio de bebidas, expendio de comidas, etc.- perfectamente delimitados. Lo adquirido en la cantina debe consumirse en el lugar asignado a la persona al ingresar al predio”.

Capacidad

Si bien el protocolo establece que “el coeficiente de ocupación será un máximo de 50% en relación a la capacidad máxima que haya tenido el evento en ediciones anteriores”, el máximo de personas permitidas es de 400. “En ningún caso podrá superarse esa cantidad máxima establecida”, asegura.

Para ingresar al evento se requiere contar con entrada, la cual deberá ser adquirida con antelación, a través de medios digitales. “Queda prohibida la venta de entradas en el lugar donde se lleva a cabo el evento”.

El organizador deberá de forma obligatoria “llevar una planilla -en formato digital- en la que consten los datos identificatorios de cada persona que ingrese al predio. En esta planilla se dejarán los datos necesarios requeridos para la trazabilidad de los asistentes”.

El protocolo dice que “solo podrán participar caballos que estén en la Provincia de La Pampa o zonas consideradas Verdes por la autoridad sanitaria, al momento del evento. Cada jinete debe contar con los elementos del ensillado, los que no pueden ser compartidos. En el escenario pueden permanecer solo hasta tres personas de manera simultánea, manteniendo en todo momento la distancia social”.

En el caso de las jineteadas, además de lo previsto en el protocolo, “debe cumplirse con los siguientes requisitos: En la práctica solo podrán estar presentes un palanquero, un ayudante y el jinete. El jinete debe retirarse de manera inmediata a finalizar su actuación. No puede haber más de dos apadrinadores en forma simultánea”.

Comentarios de Facebook

Comentarios